By

Tarta mousse de turrón, almendra y chocolate

tarta-mousse-de-turron4

Tarta superrecomendable para las grandes ocasiones, en concreto, es una de esas recetas de Navidad perfectas. No es complicada de hacer. Además, la puedes simplificar tanto como quieras, si no le pones la gianduja (aunque para   estas fechas se lo merece), y buscas una decoración más simple… entonces no es nada complicada.

Si te quieres lucir de verdad, te recomiendo que la hagas tal cual explico más abajo… ¡Éxito asegurado!

Aprovecho esta tarta para desearos una Feliz Navidad y Próspero año nuevo 2017.

Que la vida os resulte tan dulce con una tarta, tan delicada como una mousse y tan interesante como aprender nuevas recetas que luego poder compartir. Besos

foto-corte-1

 

TARTA MOUSSE DE TURRÓN , ALMENDRA Y CHOCOLATE

INGREDIENTES: (para un molde redondo desmontable de 25 cm. de diámetro)

                           PARA LA BASE:

  • 150 gr. de galletas (María, Digestive…)
  • 25 gr. de coco rallado
  • 75 gr. de mantequilla derretida
  • 25 gr. de azúcar

PARA EL RELLENO:

  • 300 gr. de turrón de jijona (del blando)
  • 500 ml. de nata para montar
  • 250 ml. de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 8 hojas de gelatina
  • 2 huevos (separadas las yemas y las claras)
  • 1 capa fina de gianduja de almendra (opcional)

                    DECORACIÓN:

  • Granillo de almendra
  • Glaseado de cacao brillante: .- 90 ml. de agua

.- 115 gr. de azúcar

.- 20 gr. de leche en polvo

.- 75 ml. de nata de montar

.- 25 gr. de cacao puro

.- 2 hojas de gelatina neutra

  • Cuadrados de chocolate con la técnica de atemperado de chocolate.

tarta-mousse-de-turron-5

ELABORACIÓN:

           PARA LA BASE:

En esta ocasión, he optado por hacer una base de galleta (en mi caso, Digestive) aromatizada con coco rallado para hacerla algo diferente. La manera de elaborarla es triturando las galletas hasta convertirlas en migas (bien con un robot de cocina o bien metidas dentro de una bolsa de plástico y aplastadas con el rodillo), se juntan estas migas con el coco rallado y el azúcar y se mezclan. A continuación se vierte  la mantequilla derretida y con un tenedor se revuelve bien hasta que se humedezca toda la galleta.

De esta forma obtenemos una pasta de galleta que echaremos en la base del molde y distribuiremos homogéneamente  por toda la base, dejándola del mismo grosor. Aplastamos con una cuchara o con las manos para que se quede la pasta bien unida.

Horneamos esta base durante unos 10 minutos aprox. a 175 grados, vigilando para que no se nos queme. Una vez horneada, retiramos del horno y dejamos enfriar. Mientras tanto preparamos el relleno.

tarta-mousse-de-turron-j3pg

PARA EL RELLENO:

En primer lugar, semimontamos la nata con 25 gr. de azúcar y  reservamos en la nevera. Por otro lado, ponemos las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua fría. Lo mantenemos un mínimo de 10 minutos hasta que se reblandezcan.

En un cazo, ponemos las yemas de huevo y el resto de azúcar (75 gr.) y mezclamos con unas varillas hasta que esté bien integrado. Calentamos la leche en el microondas (bastante calentita) y la vamos vertiendo sobre la crema de yemas, poco a poco, en hilillo para que no se nos cuajen las yemas con el calor de la leche.  Seguidamente añadimos el turrón desmenuzado y mezclamos.

Si vemos que está muy grumosa la mezcla (por el turrón), metemos la batidora de cuchillas y batimos para que desaparezcan los trozos de turrón. Ahora ponemos a calentar la mezcla a fuego medio. Tendremos que estar removiendo continuamente hasta que alcance una temperatura de 85 grados aprox. (si tenemos termómetro), en caso de no tener termómetro, la crema deberá espesar y estar bien caliente pero NUNCA deberá hervir (ya que se nos cortaría la preparación).  Es el punto un poco antes de hervir.

foto-corte

Una vez que lo tenemos, retiramos del fuego y le añadimos las hojas de gelatina hidratadas (las escurrimos del agua, las secamos un poco con papel de cocina), removemos hasta que se disuelvan y desaparezcan en la crema. Dejamos a un lado para que se enfríe.

De vez en cuando, removemos con las varillas y comprobamos el punto de temperatura de la crema. Cuando está prácticamente fría, le añadimos la nata semimontada, de forma suave, sin prisa, con movimientos envolventes, dando aire a la preparación para que quede textura de mousse.

Por otra parte, montamos las claras a punto de nieve  y se las incorporamos. La forma de hacerlo es igual que con la nata, suavemente, procurando no  bajar la preparación.

Opcionalmente podemos preparar una gianduja, esto es para darle un plus a la tarta, aunque si no queremos liarnos, podemos prescindir de este paso tranquilamente. En mi caso, tenía praliné de almendra congelado de otra preparación anterior y la he utilizado, añadiéndole un poco de chocolate de cobertura para hacer una capa de gianduja.

tarta-mousse-de-turron-2

         MONTAJE, CUBIERTA Y DECORACIÓN:

Sobre la base de galleta que tenemos horneada y fría, vertemos la mitad de la mousse aproximadamente. Encima colocamos un disco fino de gianduja (en caso de utilizarlo) y cubrimos con el resto de mousse de turrón. Alisamos la superficie y llevamos a la nevera para que cuaje. Deberá estar un mínimo de 4 horas, aunque estas preparaciones es mejor de un día para otro.

***En este punto, una vez cuajada la mousse, se puede congelar la tarta y dejar la cubierta y decoración para el día que se vaya a consumir.

Para hacer la cubierta, en este caso, prepararemos un glaseado de cacao brillante.(efecto espejo) de la siguiente manera: Calentamos ligeramente el agua, el azúcar, la leche en polvo y la nata. Removemos bien y añadimos el cacao. Calentamos a fuego medio durante unos 8/10 minutos. Si tenemos un termómetro de azúcar, cuando alcance los 103-105 grados. En ese momento, retiramos del fuego (deberá hervir un par de minutos). Si no tenemos termómetro, viene a ser cuando pasen esos 10 minutos. Aprox.

Dejamos que baje la temperatura del glaseado a 60/70 grados (bastante calentito) y añadimos las hojas de gelatina previamente hidratadas (en un bol de agua fría durante unos 10 minutos, las escurrimos y secamos con papel de cocina). Mezclamos suavemente hasta desintegrarlas en la crema (no mover ni demasiado bruscamente ni durante mucho tiempo, para evitar que salgan burbujas), dejamos hasta que esté casi frío.

Sacamos la tarta del congelador y echamos suavemente el glaseado por toda la superficie. Lo echamos en el centro y ella misma se va expandiendo hacia toda la superficie de la tarta. No conviene tocar con espátula ni nada parecido. Es mejor mover la tarta para que se vaya cubriendo entera. Dejamos enfriar.

La tarta se termina de decorar, con granillo de almendra, láminas de chocolate, canutillos de chocolate….

En mi caso, he elaborado unas placas de chocolate con la técnica del atemperado de chocolate, podéis ver cómo se elabora en cualquier tutorial de “youtube”.

Se guarda en la nevera, para que se vaya descongelando hasta su consumo.

tarta-mousse-de-turron-1

 

By

Tarta crujiente de gianduja y mousse de toffee

tarta-para-navidad-4

Dos versiones de una misma preparación, lo único que varía es el molde utilizado y la cobertura (una de caramelo y otra de chocolate crujiente), la decoración está hecha con transfers de chocolate (que dan un toque profesional y muy elegante a las tartas y es muy sencillo de utilizar).

Así que ya no tenéis disculpa para sorprender a vuestros invitados estas navidades; Es una tarta que tiene bastantes elaboraciones (para navidad, no se espera menos) pero que la debemos hacer con antelación y dejarla congelada, lista únicamente para poner la cobertura y decorar, con lo que el factor “falta de tiempo” no es excusa.

Ésta es una de mis propuestas para estas fiestas, pero también podéis echar una ojeada a la sección de “Tartas” del blog, donde encontraréis una selección variada de tartas con mayor y menor dificultad… ¡lo dejo en vuestras manos!

Por mi parte, como todos los años, me despido por estas fechas hasta después de la Navidad, con mis mejores deseos para estos días y el año 2016 😉  Zorionak y Felices Fiestas!!!!

tronco-de-navidad-1bis

TARTA CRUJIENTE DE GIANDUJA Y MOUSSE DE CARAMELO-CAFÉ

 

INGREDIENTES:

  • Mousse de toffee (caramelo-café)
  • Crujiente de gianduja
  • Bizcocho plancha básico
  • Almíbar para calar el bizcocho
  • Cubierta : 2 opciones: .- salsa de caramelo

                                                       .- chocolate crujiente

  • Decoración: piezas con transfers de chocolate

tronco-de-navidad-3bis

BIZCOCHO PLANCHA BÁSICO

Preparamos una plancha de bizcocho básico, siguiendo las instrucciones que se indican pinchando sobre la palabra. Reservamos.

***Se puede elaborar el día anterior. Bien envuelto en plástico film de cocina.

 

CRUJIENTE DE GIANDUJA

Primeramente deberemos preparar una praliné de avellana :

Para elaborarla, podéis echar un vistazo a la receta de “ tarta mousse de praliné y mousse de toffe con chocolate blanco”, ahí tenéis un paso a paso con fotos muy clarificadoras para elaborar una praliné perfecta.

***Para elaborar la GIANDUJA :

  • 300 gr. de chocolate al 55 % cacao
  • 200 gr. de praliné de avellana

Lo primero que tendremos que hacer es : atemperar el chocolate ( para que luego se realice mejor la mezcla con el praliné).

En un cazo al baño maría derretimos el chocolate, subimos la temperatura del chocolate a 45º, una vez que lo tengamos, bajamos la temperatura del chocolate hasta 27º ( para acelerar el enfriamiento, se puede cambiar el chocolate de recipiente y moverlo constantemente). Una vez alcanzada esa temperatura, se sube de nuevo hasta que llegue a los 33º, 35º.

Se mezcla con la crema praliné y se guarda en un frasco cerrado herméticamente, si lo guardamos en la nevera, se endurecerá, a temperatura ambiente tendrá textura tipo Nutella.

mosaico 2

Para elaborar el CRUJIENTE DE GIANDUJA:

            250 gr. de Gianduja

80 gr. de barquillos

 

Calentamos un poco la gianduja para que esté más maleable. Con la mano, pulverizamos los barquillos y mezclamos bien con la gianduja. Extendemos hasta dejar una plancha fina y dejamos enfriar hasta que se endurezca.

Conviene hacer una plancha de crujiente de gianduja lo más fina posible, ya que yo hice las planchas un poco más gorditas y queda peor, luego es mucho más difícil de partir.

 

MOUSSE DE CARAMELO-CAFÈ (Toffee)

INGREDIENTES:

  • 200 gr. de azúcar
  • 80 cl. de agua
  • 400 ml. de nata caliente
  • 10 gr. de café
  • 120 gr. de yemas ( 6 aprox)
  • 6 hojas de gelatina (1 sobre)
  • 800 ml. de nata para montar

 

ELABORACIÓN:

             Calentamos el agua con el azúcar hasta obtener un caramelo oscuro. Si tenemos termómetro cuando alcance 140º.

Por otro lado, hervimos los 400 ml. de nata y se la echamos al caramelo oscuro para rebajarlo, tendremos especial cuidado a la hora de incorporarlo ya que sube mucho y nos podemos quemar. Echar poco al principio, hasta que deje de subir y no se rebose.

Una vez que está toda la nata bien mezclada, retiramos del fuego y mezclamos con las yemas, batiendo enérgicamente , ponemos de nuevo al fuego y cocemos hasta alcanzar 85º. Esto es, en caso de no tener termómetro, hasta que se forme una pequeña película en el dorso de la cuchara, hasta que la crema nape la cuchara. NUNCA deberá hervir.

Cuando tenemos lista la crema, retiramos del fuego y dejamos enfriar hasta que baje a unos 65º (bastante caliente).

Habremos puesto a hidratar las hojas de gelatina en un bol con abundante agua fría, deberá estar unos 10 minutos como mínimo, cuando están blandas, se sacan, se secan y se incorporan a la crema a 65º, se mezcla bien hasta que estén totalmente disueltas. Añadimos también el café y mezclamos.

Dejamos enfriar a 25º (casi frío) la crema y le incorporamos la nata montada (800 ml.) mezclamos suavemente y con movimientos envolventes procurando mantener la nata y que no se nos baje la mousse.

***Conviene mezclar enérgicamente una pequeña cantidad de nata primeramente con la crema, para igualar texturas y el resto incorporarlo delicadamente.

tarta-para-navidad.2

MONTAJE DE LA TARTA

En esta ocasión he preparado 2 versiones diferentes de presentación de la misma tarta. Una, con una cubierta de chocolate crujiente ( tipo tronco de navidad) y la segunda, con una cubierta de salsa de caramelo. Se montan al revés, para luego darle la vuelta al molde y que queden bien presentadas.

mural

     Propuesta con cubierta de caramelo

Para hacer la SALSA DE CARAMELO, utilizaremos 100 gr. de azúcar, 1 cucharada sopera de agua, 90 ml. de nata y 10 gr. de mantequilla.

Hacemos un caramelo oscuro con el azúcar y el agua, incorporamos la nata con mucho cuidado de no quemarnos, removemos bien y añadimos la mantequilla. Tenemos al fuego unos minutos, removiendo sin parar, para que se espese un poco. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

**Se espesa cuando se enfría.

Necesitaremos un molde de silicona. Vertemos parte de la mousse de caramelo-café. Encima, ponemos una pieza de crujiente de gianduja, cubrimos con más mousse de caramelo dejando únicamente medio cm. libre.

Ponemos otra capa de crujiente de gianduja y terminamos cubriendo el molde con una pieza de plancha del bizcocho del tamaño del molde utilizado. Previamente, habremos emborrachado el bizcocho con un almíbar.

Llevamos al congelador y dejamos hasta el día de su utilización. Cuando vayamos a presentarla, sacamos el molde del congelador, le quitamos la silicona (sale muy fácil porque está congelada), colocamos sobre una rejilla y vertemos la salsa de caramelo por encima (deberá estár lo más espesa posible) para que se expanda por toda la tarta. Colocamos sobre la bandeja de presentación y terminamos de decorar con placas de chocolate decorada con transfers.

Reservamos en la nevera hasta su consumo.

mural-2

Propuesta con cubierta de chocolate crujiente (tronco de navidad)

Utilizaremos un molde de medio caño. Se cubre con plástico film y éste se barniza con chocolate de cobertura derretido. Haciendo una capa fina. Metemos en la nevera para que se enfríe. Si hemos dejado muy fino el chocolate, quizás sea conveniente darle una segunda mano de chocolate y volver a repetir la operación de enfriado en la nevera.

***Las propias arrugas del film harán la forma de tronco, los nervios del tronco.

Una vez frío el chocolate, echamos una porción de mousse de caramelo-café; colocamos una placa de crujiente de gianduja, rellenamos con más mousse de caramelo-café, colocamos otra placa de gianduja y rematamos con una pieza de bizcocho emborrachado del tamaño del molde utilizado.

Cubrimos con plástico film y congelamos hasta el día de utilización. Cuando vayamos a montar el tronco, damos la vuelta al molde sobre la bandeja de presentación, retiramos el plástico film con cuidado para no romper el chocolate y decoramos al gusto, con figuras de chocolate con transfer, …

tronco-de-navidad.3JPG

 

*** Con estas cantidades da para hacer 2 moldes de silicona de 28 cm. de largo, incluso sobra algo de mousse.

*** Si no sois muy amigos del café, se puede hacer la mousse sólo de caramelo, sin café.

*** este tipo de preparaciones conviene realizarlas por etapas, y una vez que la tenemos terminada es imprescindible congelarla para desmoldarla correctamente y sin problemas.

*** es importante hacer una capa muy fina de crujiente de gianduja, ya que si la hacemos un poco más gruesa, tendremos problemas para realizar el corte limpio, sin que se nos desmorone la mousse. Por lo tanto, o lo hacemos muy, muy fino o si no, ponemos solamente 1 capa de crujiente junto a la plancha de bizcocho, no colocando la capa que va entre mousses.

tarta-para-navidad.1

By

Tarta mousse de chocolate y crema de turrón

tarta-2015

FELIZ 2015. URTE BERRI ON!!! Aquí tenéis mi propuesta para el postre familiar de estas navidades. También para año nuevo, como podéis ver 😉 Una riquísima tarta de 5 capas, perfectamente conjuntada en cuanto a sabores y texturas. No dejará indiferente a nadie. ¡os lo puedo asegurar!Tarta-de-mousse-de-chocolate-y-crema-de-turrón

TARTA DE MOUSSE DE CHOCOLATE Y CREMA DE TURRÓN

 

INGREDIENTES: (para una tarta de 20 por 15 cm.)

· Plancha de bizcocho gioconda de almendra

. Almíbar para calar el bizcocho (se puede aromatizar con algún licor al gusto, tipo Grand Marnier, Licor 43..)

· Mousse de chocolate: .- 150 gr. de chocolate para fundir

.- 375 ml. de nata para montar 35%

.- 2 hojas de gelatina neutra

.- pizca de canela

.- vainilla

· Crema de turrón de Jijona: .- 150 gr. de turrón del blando

.-150 gr. de chocolate blanco

(de fundir, tipo Nestlé postres)

.- 125 gr. de queso philadelphia

.- 250 gr. de nata para montar

· Glaseado de cacao brillante: .- 90 gr. de agua

.- 115 gr. de azúcar

.- 20 gr. de leche en polvo

.- 75 ml. de nata para montar

.- 25 gr. de cacao puro

.- 1 hoja de gelatina neutra

 

 

Tarta-de-mousse-de-chocolate-y-crema-de-turrón.1JPG

 

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar preparamos una plancha de bizcocho gioconda de almendra. Una vez frío lo dividimos en dos partes y colocamos una de las dos planchas sobre un cartón de pastelería cortado de un tamaño 1 cm. inferior a lo que mide la plancha de bizcocho. (esto se hace para poder luego trasladar la tarta terminada a la bandeja de presentación).

Hacemos un almíbar para calar las planchas de bizcocho, de esta forma humedecemos el bizcocho y queda más jugoso.

Preparamos una mousse de chocolate de la siguiente manera: Derretimos el chocolate al baño maría y le añadimos una pizca de canela y mezclamos. Hidratamos las 2 hojas de gelatina en un bol con agua fría, una vez que están maleables, los sacamos y secamos bien con un papel de cocina. Hervimos 125 ml. de nata con la vaina de vainilla. Dejamos que se enfríe un poquito (que alcance unos 50º) y añadimos la gelatina, movemos hasta que esté totalmente desaparecida.

Juntamos la nata y el chocolate y mezclamos bien. Montamos la nata restante (250 ml) y se la incorporamos a la crema anterior (deberá estar fría, nunca caliente) con movimientos suaves y envolventes. Mezclamos con mucho cuidado para que no se nos baje, y nos quede una textura de mousse.

**Volcamos la mousse de chocolate sobre la base de bizcocho emborrachada con el almíbar y metemos al congelador. Dejamos un par de horas para que se congele.

Ahora preparamos la crema de turrón de Jijona: para ello, derretimos el chocolate blanco y lo dejamos templar. Por otro lado, deshacemos el turrón con un tenedor y lo juntamos con el queso de untar, mezclamos con una varilla hasta que quede una crema. Añadimos el chocolate tibio y batimos.

Montamos la nata y mezclamos con delicadeza en la crema anterior.

**Sacamos la tarta del congelador, colocamos la segunda plancha de bizcocho emborrachada y encima echamos la crema de turrón (puede que nos sobre un poco de crema). Volvemos a meter en el congelador.

Tarta-de-mousse-de-chocolate-y-crema-de-turrón.2JPG

Por último preparamos el glaseado de cacao brillante (efecto espejo) de la siguiente manera: Calentamos ligeramente el agua, el azúcar, la leche en polvo y la nata. Removemos bien y añadimos el cacao. Calentamos a fuego medio durante 8/10 minutos. Si tenemos un termómetro de azúcar, cuando alcance los 103º-105º retiramos del fuego. Si no lo tenemos, viene a ser cuando pasen esos 10 minutos aprox.

Dejamos que baje la temperatura del glaseado a 55º-60º (calentito) y añadimos la hoja de gelatina previamente hidratada. Mezclamos suavemente hasta desintegrarla en la crema. (no mover ni demasiado bruscamente ni mucho tiempo, para evitar que salgan burbujas).dejamos que esté casi frío.

***Sacamos de nuevo la tarta del congelador y echamos suavemente el glaseado por toda la superficie. Lo echamos en el centro y ella misma se va expandiendo hacia toda la superficie de la tarta. No conviene tocar con espátula ni nada parecido. Es mejor mover la tarta para que se vaya cubriendo entera. Dejamos enfriar. Podemos volver a meter en el congelador y está lista y congelada para ser utilizada en cualquier momento.

Si la queremos utilizar ya, en vez de meterla en el congelador la metemos en la nevera, de esta forma se descongelan las mousses y la cobertura coge cuerpo, se endurece un poco y se asienta.

***Esta tarta gana con 1 día de reposo, para que se asienten los sabores.

***es una tarta ideal para Navidad, sorprendentemente suave y con sabores de navidad.

***la textura que queda es perfecta para cortar en porciones.

***El bizcocho gioconda y el glaseado de cacao brillante están cogidos del blog I-recetas. La crema de jijona está tomada del blog L`exquisit.

Tarta-de-mousse-de-chocolate-y-crema-de-turrón.3JPG

By

Tarta navideña de crema de castañas y chocolate blanco

DSC_1244_phixr

Si todavía no tienes decidida la tarta para Nochevieja o Año Nuevo, estás de enhorabuena porque has llegado a tiempo y con esta tarta se han acabado tus quebraderos de cabeza. Esta tarta navideña de crema de castañas y chocolante blanco nos sirvió para la cena  familiar de  Nochebuena, y fue un éxito absoluto, gustó a todo el mundo, alguno incluso dijo que era la tarta de mousse más rica que había probado nunca.

El resultado es una mousse suave, con un sabor indescriptible pero buenísimo, la mezcla de bizcocho de castañas, chocolate blanco, crema de castañas y dulce de leche es perfecta, y encima acabas con una cobertura de chocolate negro que hace que cada bocado sea una auténtica delicia. Además cumple todos los requisitos para ser el postre de honor en estos días tan especiales: es una mousse nada empalagosa, suave y ligera para después de comidas copiosas, se puede hacer con muchísima antelación (ya que admite perfectamente el congelado) y tiene ingredientes claramente navideños.

Espero que hagáis esta que es una de mis recetas de navidad preferidas y me contéis el resultado. Aprovecho para desear a todo el mundo un Feliz Año. Yo intentaré seguir endulzando la vida a todo el mundo que llegue a Magia en mi cocina 😉


TARTA NAVIDEÑA DE CREMA DE CASTAÑAS Y CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES: (para un molde de 35 por 23) 15/20 raciones

Para el bizcocho de castañas:

· 150 gr. de crema de castañas

· 2 yemas pequeñas

· 90 gr. de harina

· 3 claras de huevo

· 75 gr. de azúcar

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche:

· 150 gr. de chocolate blanco (100 gr)

· 200 ml. de nata líquida (150 ml)

· 100 ml. de leche (50ml)

· 150 gr. de azúcar (100 gr)

· 1 sobre de gelatina o 6 hojas (1 sobre o 4 hojas)

· 450 gr. de crema de castañas (300 gr)

· 500 ml. de nata montada (300 gr)

· 3 yemas (2 yemas)

· 100 ml de dulce de leche (65 ml)

Para la cobertura:

· 200 gr. de chocolate de cobertura (150 gr)

· 100 ml. de nata (75ml)

· 1 cucharada de mantequilla

Para la decoración:

· Chocolate de cobertura negro

· Chocolate de cobertura blanco

**Entre paréntesis pongo las cantidades para un molde redondo de 25 cm.

DSC_1299_phixr

ELABORACIÓN:

Para la plancha de bizcocho de castañas, montaremos las claras a punto de nieve bien firme y reservamos. Por otro lado, juntamos las yemas y el azúcar y con unas varillas eléctricas las montamos también, batimos sin parar hasta que adquieren un color blanquecino, aumentan el tamaño y quedan como una crema.

A esta crema de yemas y azúcar le añadimos la crema de castañas, a partir de ahora toda la manera de introducir los ingredientes será con varilla manual, movimientos suaves y envolventes, moviendo la varilla de abajo hacia arriba procurando siempre que se unan bien los ingredientes pero sin castigar la mezcla, sobre todo para que no se nos baje, ya que no lleva levadura y la forma de subir y quedar esponjoso la plancha de bizcocho es por el efecto de las burbujas de aire que introducimos en la masa.

Por lo tanto, añadimos la crema de castañas, como ya he dicho, una vez bien incorporada se añaden las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas, seguidamente se incorpora la harina tamizada. Mezclamos con suavidad hasta que todo esté bien mezclado.

Preparamos una plancha, o bien la bandeja del horno, la forramos con papel de hornear. La masa del bizcocho se puede echar a la bandeja de dos formas, o bien directamente del recipiente donde la hemos batido, y luego alisándola bien con una espátula para que quede igual por todos los lados, o bien, se introduce la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y algo ancha y se va rellenando toda la bandeja o plancha. Primero se hace un marco con masa por todo el borde y después se va cubriendo con filas hasta tapar toda la bandeja. Se iguala con la espátula por si nos ha quedado algún hueco.

***A mí, concretamente, me gusta más este segundo método, ya que de esta manera te aseguras que hay exactamente la misma cantidad de masa en toda la plancha, lo que le da un acabado y aspecto mucho más profesional.

Una vez tenemos la masa lista, introducimos en horno precalentado a 200º, bajamos la temperatura a 190º y horneamos unos 8/10 minutos hasta que veamos que comienza levemente a dorarse, si vemos que al presionar la masa con el dedo, ésta vuelve a su sitio, significa que ya está listo.

Una vez horneado, sacamos la plancha del horno, dejamos enfriar unos minutos, damos la vuelta y retiramos el papel con cuidado. Dejamos que se termine de enfriar.

DSC_1240_phixr

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche, primeramente montamos la nata ( 500 ml) y reservamos. Hidratamos el sobre de gelatina en 50 ml. de leche fría, el resto de la leche ( 50 ml) la calentamos y una vez hidratada la gelatina juntamos con la leche caliente y mezclamos bien hasta que se disuelva.

Por otro lado, ponemos un cazo al fuego y cocemos la nata líquida (200 ml) con el azúcar, retiramos cuando rompa a hervir, añadimos las yemas de huevo y batimos enérgicamente, las añadimos de una en una teniendo la precaución de que no cuajen, para ello hay que batir con rapidez y enérgicamente. Incorporamos entonces la gelatina hidratada (que teníamos reservada) y el chocolate blanco (que habremos fundido previamente), deshaciendo todo bien.

A continuación, añadimos la crema de castañas, mezclamos con las varillas y una vez bien mezclado, añadimos la nata montada que teníamos reservada en la nevera.

La nata se incorporará de la siguiente manera: cogemos algo menos de 1/3 de la nata y la mezclamos con vigor, con fuerza, batiendo bien (esto se hace para igualar texturas), el resto de la nata se incorpora de forma suave, con movimientos envolventes y con delicadeza para que coja aire y nos quede la textura mousse.

El dulce de leche lo incorporaremos en el montaje de la tarta ( no es que me haya olvidado de él)

DSC_1307_phixr

Para la cobertura de chocolate, ponemos en un cazo la nata (100 ml.) hasta llevar al punto de ebullición, retiramos del fuego y volcamos la nata sobre el chocolate de cobertura que tendremos troceado en un bol. Removemos hasta que se funda todo el chocolate, incorporamos la cucharada de mantequilla (sirve para darle brillo) y removemos hasta obtener una crema brillante y sin grumos. Es conveniente remover siempre hacia el mismo lado, sin batir, si no, dando vueltas con la espátula, para que no nos salgan burbujitas (por lo menos, las mínimas posibles). Dejamos entibiar.

Para el montaje de la tarta:

Preparamos un molde desmontable, para ello, cortamos una bandeja de cartón de pastelería de la medida de la base del molde. La colocamos en el molde. Recortamos la plancha de bizcocho de castañas de la medida de la base y colocamos.

***En mi caso, al hacerlo en un molde desmontable de teflón, he cubierto los laterales del molde con unas tiras de papel de hornear, para que luego sea más fácil y perfecto el desmoldado.

Volcamos la mousse sobre la base y la igualamos con una espátula. Calentamos un poquito el dulce de leche (para que quede más fluido) pero SOLO un poquito, entibiarlo y echamos en hilillo por toda la superficie de la mousse. Con una brocheta de madera, removemos un pelín para que se introduzca en la mousse (esto hará que nos aparezcan hilillos de dulce de leche en algunos bocados de la tarta al comerla.

***Si movemos el dulce de leche con cierta gracia, podremos observar que nos quedan unas figuritas o aguas muy decorativas en la superficie.

Metemos en la nevera para refrigerar la tarta y que se endurezca durante unas cuantas horas, mejor toda la noche.

Una vez cuajada la mousse, tenemos dos opciones, o congelarla y terminar la decoración el día que se vaya a usar o proceder a ponerle la cobertura de chocolate (que deberá estar tibia, casi fría, NUNCA caliente, porque se fundiría con la mousse).

***A mí, particularmente, me gusta congelarla, ya que adelantas mucho trabajo y luego, se desmolda recién sacada del congelador y los bordes quedan muchísimo mejor, con un acabado más profesional.

DSC_1284_phixr

Una vez montada, se hacen filigranas con chocolate de cobertura blanco y negro. Podéis ver este vídeo que es una maravilla a la hora de trabajar el chocolate, os da ideas para decorar. Yo concretamente, he hecho los hilos de chocolate y los cuadraditos que decoran todo el borde gracias al vídeo 😉

Por otra parte, el bizcocho de castañas y la mousse están inspirados en “El gran libro del huevo”, de Mario Sandoval.

By

Tarta navideña de castañas y queso

DSC_0037_phixr

Todos  los años me gusta preparar una tarta con crema o dulce de castañas, ya que creo que, junto con las tartas de turrón de Jijona son muy adecuadas para festejar estos días.  Este año, de entre las recetas de navidad posibles, me he decantado por esta receta, espero que os guste. Y si os sirve como inspiración para vuestros postres estos días tan ajetreados, pues ¡Estupendo!

TARTA NAVIDEÑA DE QUESO Y CASTAÑAS

INGREDIENTES:

· Base: bizcocho de chocolate al microondas (pinchad sobre la receta para verlo).

· Relleno:

1.- 650 gr. de crema de castañas (2 botes de la marca “Hero”)

2.- 500 ml. de nata de montar

3.- 200 ml de queso crema tipo Philadelphia

4.- 1 huevo (separada la yema y la clara)

5.- 1 sobre de gelatina

6.- virutas de chocolate

· Cobertura y decoración:

1.- cacao en polvo

2.- chocolate de cobertura

3.- crema de castañas

4.- perlitas plateadas decorativas

DSC_0111_phixr

ELABORACIÓN:

Preparar una base de bizcocho de chocolate al microondas y dejar enfriar. La base puede ser también de galleta triturada con mantequilla.

Para elaborar el relleno, juntaremos en un bol amplio, el queso crema, los dos botes de crema de castañas (dejaremos un poco para realizar la decoración) y la yema de huevo. Lo batiremos bien con las varillas hasta que esté perfectamente mezclado.

Por otro lado, montaremos a punto de nieve la clara de huevo y reservamos. Montamos 400 ml. de nata y reservamos.

En un recipiente pequeño, ponemos un par de cucharadas de agua y vertemos el sobre de gelatina para que se hidrate. Tardará unos minutos. Posteriormente, agregamos la nata que hemos reservado (100 ml.) y calentamos (bien al fuego o en el microondas), removemos bien hasta que esté totalmente derretida la gelatina.

Se le añade esta gelatina disuelta a la crema de castañas y queso.

Seguidamente, se le incorpora la nata montada, primero se le añade una pequeña parte y se bate enérgicamente con las varillas manuales (esto se hace para igualar texturas) y el resto de nata se incorpora delicadamente, con movimientos suaves y envolventes. Una vez que lo tenemos bien unido, añadimos la clara montada, también de manera delicada y suave.

En este punto se le agregan unas virutas de chocolate y se mezcla un poquito.

Montaje de la tarta:

Se coloca el bizcocho en un molde de paredes de silicona con base de cristal y desmontable (para facilitarnos luego el posterior desmoldado de la tarta), se riega con almíbar, si se desea, yo lo recomiendo ( 60 gr. de azúcar disueltos en 100 ml. de agua, se pone en un cazo y una vez que alcanza el punto de ebullición, se deja unos minutos, una vez fuera del fuego se le echa un chorrito de licor, por ejemplo, Licor 43, Ron…)

Se vuelca la mousse de relleno sobre la base de bizcocho y se lleva a la nevera para que cuaje, deberá estar un mínimo de 4 horas, aunque es mejor dejarlo de un día para otro.

Para realizar la decoración, se derrite chocolate de cobertura al baño maría o en el microondas, se mete el chocolate derretido en un cartucho de papel o en un biberón de salsas. Se corta un trozo de papel de hornear del tamaño del diámetro de la tarta y se hace el dibujo elegido, se deja que se seque un poco el chocolate y se coloca la tira de papel con el dibujo todo alrededor de la tarta, se presiona un poco y CON MUCHO CUIDADO para que se quede adherida a la mousse. Se lleva a la nevera para que se enfríe y endurezca totalmente el chocolate.

Cuando vemos que el chocolate está duro, se quita el papel de alrededor, con mucha delicadeza, se desprende sin dificultad; Con el resto del chocolate derretido se pueden hacer filigranas que luego podemos utilizar para decorar la superficie de la tarta.

Se espolvorea cacao en polvo con un colador por toda la superficie y con la crema de castañas que habíamos reservado, se mete en una manga pastelera y se hacen unos rosetones al gusto.

DSC_0113_phixr