By

Tarta habitación de adolescentes

Con esta tarta  mi hija ha celebrado sus  17 años con sus amigas… Verdaderamente quedó una tarta preciosa, super llamativa y vistosa. Además la temática es ideal para chicas adolescentes, estoy muy contenta con el resultado. ¡¡¡Quedó bonita de verdad!!! No parecía ni una tarta… pero todo era comestible 😉

La tarta en sí, es la cama, que he preparado con mi infalible bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, relleno de frosting de chocolate blanco… una combinación perfecta.

TARTA HABITACIÓN DE CHICAS

INGREDIENTES:

ELABORACIÓN:

Primeramente, elaboramos un bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños. El molde que he utilizado  es uno rectangular de 35 x 25. Una vez horneado y dejado reposar, lo he dividido en dos partes, he sacado dos rectángulos de 20 x 16,5 cm. Los recortes sobrantes los he reservado para hacer la almohada y los “cuerpos” de las chicas (que van debajo de la manta). He hecho migajas con los recortes y le he añadido unas cucharada de frosting de chocolate blanco, mezclándolo todo como si de un cake pop se tratase, le he dado forma de almohada y con otra parte, he hecho unos bultos alargados para poner debajo de la manta rosa, simulando los cuerpos de las chicas (para dar volumen), lo he dejado en la nevera para que se asiente y se endurezca.

Por otro lado, he preparado un frosting especial de chocolate blanco,  siguiendo las instrucciones de la receta.

Para montar la tarta, colocamos una de las partes del bizcocho, encima le colocamos una capa generosa de frosting de chocolate y cubrimos con la otra capa de bizcocho. Cubrimos toda la tarta con frosting de chocolate, tanto laterales como parte superior y llevamos a la nevera para que se asiente, se enfríe y se endurezca.

Las mesillas son RKT forradas de fondant, y el resto de decoración (alfombras, regalos, pizza, coca-cola…) han sido modeladas con fondant de colores. Por supuesto, las cabezas de las niñas también.

El cabecero es una galleta decorada con fondant, he utiizado esta masa de galletas para elaborarla.

By

Tarta helado derretido

tarta-helado-derretido1

Esta tarta es fácil de decorar, muy versátil (porque puedes hacerla con tu bizcocho preferido, con el relleno que más te agrade,) y es muy llamativa y resultona. En una palabra, ideal para quedar como una reina sin demasiado trabajo.

Fue la tarta que le hice a mi hija para celebrar su cumpleaños con sus amigas. Con 16 años es un poco difícil encontrar una decoración adecuada (que no sea demasiado infantil y tampoco demasiado seria), así que con esta tarta, dí en el clavo. Fue un éxito.

TARTA HELADO DERRETIDO

INGREDIENTES:

corte-tarta-helado-derretido.2JPG

ELABORACIÓN:

Para hacer esta tarta, primeramente, hacemos un bizcocho de chocolate en un molde de 20 cm. de diámetro, lo dejamos enfriar adecuadamente y casi es mejor hacerlo de un día para otro para que se asiente. Una vez frio, se envuelve en plástico film y se reserva hasta el día siguiente.

Una vez reposado, cortamos el bizcocho en cuatro capas. La parte superior (la que hace la panza la retiramos y guardamos para hacer la bola de helado).

Preparamos un frosting especial siguiendo las indicaciones de la receta, aunque esta vez, he sustituido el queso por una tableta de chocolate fondant blanco (180 gr), para hacerla con sabor a chocolate blanco.

Por otro lado, preparamos nata montada azucarada y la teñimos con unas gotas de colorante rojo para darle el tono rosa.

Hacemos una ganache de chocolate y la dejamos templar, hasta que tiene una textura idonea para extender sin que se desparrame demasiado. (yo, en este punto, cometí un error, puse chocolate fondant derretido, no lo rebajé con nata y me quedó demasiado espeso, con lo que no se expandió adecuadamente por toda la tarta. Lo comento para que no os pase, rebajar el chocolate con algo de nata).

tarta-helado-derretido

MONTAJE DE LA TARTA

    Colocamos una  base de cartón de pastelería, de un tamaño un poco inferior al diámetro de nuestra tarta. Encima, colocamos una capa de bizcocho y extendemos 1/3 del frosting de chocolate blanco.

Encima colocamos la segunda plancha de bizcocho y volvemos a hacer la misma operación, o sea, le extendemos otro tercio del relleno y cubrimos con la última plancha de bizcocho.

Del tercio de relleno que nos queda, separamos un par de cucharadas soperas, que uniremos al bizcocho restante (la panza de arriba, que habremos desmigado) formando una especie de “bizcobola”. Con esto, ya tenemos preparado nuestra “bola” de helado.

El resto del frosting especial de chocolate blanco lo usaremos para cubrir imperfecciones en la tarta, tanto en la parte superior como en los laterales (cubriremos posibles huecos que nos hayan quedado, dejando la tarta lo más compacta y homogénea posible). Una vez que lo tengamos, la metemos en la nevera un par de horas para que se asiente, se enfríe y se endurezca.

corte-tarta-helado-derretido.1JPG

Sacamos la tarta de la nevera, cubrimos toda la tarta con la nata montada azucarada, dejándola lo más lisa posible (aunque se note algo no importa, le da un aire rústico, casero que queda bien). Volvemos a guardar en la nevera para que se enfríe.

Es el momento de terminar la decoración, para ello colocamos la “bizcobola” sobre la parte superior y volcamos la ganache de chocolate encima y dejamos que se extienda ella sola.Colocamos el cono de helado encima para que se peque. Esperamos un poco y volvemos a meter en la nevera para que se acabe de enfriar.

*** A la hora de consumir, sacar la tarta de la nevera 1 hora antes de degustarla, para que se atempere un poco la crema.

***molde de 20 cm. diámetro

***para hacer la bola de helado, dividir bizcocho en 3 capas y la parte de la panza, desmigarla y unirla a algo de frosting (como si fuera una bizcobola).

corte-tarta-helado-derretido

By

Tarta de zanahoria con frosting de queso

tarta-de-zanahoria-con-frosting-de-queso

 

Esta tarta de zanahorias está para chuparse los dedos. Si sois amantes de las tartas de zanahoria con cobertura de queso, no podeis dejar pasar esta receta, además con la ventaja de que este es frosting de queso “light” (Bueno… teniendo en cuenta lo que se considera “light” en repostería… 🙂 ), pero es de esa tartas ideales para celebrar un cumpleaños con un cafecito, para esas tardes de tertulia con merienda incluída.

Probadla y luego me contáis…

TARTA DE ZANAHORIA CON FROSTING DE QUESO (CARROT CAKE)

INGREDIENTES:    

    Para el bizcocho de zanahoria:

  • 250 gr. de harina (2 cups)
  • 2 cucharaditas de las de té de impulsor químico (levadura tipo Royal)
  • 2 cucharaditas de las de té de bicarbonato (2 teaspoons)
  • 2 cucharaditas de las de té de canela molida (2 tsp)
  • ¾ de cucharadita de sal
  • 9 zanahorias ralladas (3 cups)
  • Un puñado de nueces troceadas
  • 50 gr. de coco deshidratado y rallado
  • 1 puñado de uvas pasas o arándanos secos
  • 400 gr. de azúcar
  • 250 ml. de aceite de girasol
  • 4 huevos grandes “L”

Para el frosting de queso :

Pinchad sobre frosting de queso para ver un paso a paso del mismo.

Para la decoración:

  • 3 piruletas con forma de corazón

corte-tarta-de-zanahoria.1JPG

ELABORACIÓN:

Para hacer el bizcocho de zanahorias,  primeramente preparamos un molde de 22 cm. redondo, lo engrasamos con mantequilla y luego esparcimos harina en forma de lluvia. Reservamos el molde y procedemos a preparar la mezcla.

Mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal. En otro bol, mezclamos la zanahoria (que habremos rallado previamente en un robot de cocina) las nueces troceadas, el coco y las pasas sultanas (en mi caso, le eché arándanos deshidratados).

En un robot de cocina, tipo Kitchen Aid, preferiblemente utilizando el accesorio de pala,

***si no tenemos la K.A. utilizamos un batidor de varillas eléctrico.

Batimos el azúcar con el aceite a velocidad media hasta que la veamos que se pone suave. Añadimos los huevos, de uno en uno, y continuamos batiendo hasta que la mezcla está todavía más suave. Reducimos la velocidad al punto más bajo y vamos añadiendo la mezcla de harina, mezclando solamente hasta que los ingredientes secos desaparezcan en la masa. Echamos las nueces, coco y sultanas o arándanos y los distribuimos por la masa.

corte-tarta-de-zanahoria

 

Vertemos la mezcla en el molde que teníamos previamente preparado y procedemos a hornear. En horno precalentado a 200 grados, metemos el molde en la bandeja del horno en el centro del horno , bajamos la temperatura a 175 grados y horneamos unos 40/50 minutos hasta que veamos que está hecho (insertamos una aguja, cuchillo o brocheta en el centro del bizcocho, si sale sin masa adherida, quiere decir que ya está hecho). Sacamos el molde del horno y lo dejamos reposar 5 minutos en el propio molde. Después lo desmoldamos sobre una rejilla y dejamos que se enfríe totalmente. Una vez frío, lo envolvemos en plástico film de cocina y dejamos asentar hasta el día siguiente para su utilización. (en caso de querer cortarlo en capas para rellenar).

***Receta de Dorie Greenspan

tarta-de-zanahoria-con-frosting-de-queso.2JPG

MONTAJE DE LA TARTA

En primer lugar, dividimos el bizcocho en 3 capas, para ello, utilizamos una lira de pastelería, lo dividimos en 3 pisos. Colocamos una capa sobre un cartón de pastelería 1 cm. más pequeño que el diámetro del bizcocho.

Por otro lado, dividimos el frosting de queso en 4 partes iguales. Cubrimos la primera capa con el frosting y encima colocamos la segunda capa de bizcocho de zanahoria. Volvemos a cubrir con otra porción de frosting de queso y colocamos encima la última capa de bizcocho. Encima ponemos más frosting y con lo que nos queda cubrimos los laterales generosamente hasta terminar con toda la crema.

paso-a-paso-tarta-de-zanahoria

Procedemos a hacer la decoración, en esta ocasión he optado por una sencilla decoración, con el reverso de una cuchara he ido dando forma al frosting tanto en la parte superior como en los laterales. Una vez hecho todo, se mete en la nevera para que se asiente hasta que la vayamos a utilizar.

En el último momento, colocamos las piruletas terminando de decorar la tarta.

tarta-de-zanahoria-con-frosting-de-queso.J1PG

By

Tarta de chocolate con flores en fondant

tarta-de-chocolate-con-flores-en-fondant

Esta tarta ha servido para festejar el cumpleaños de una adolescente de 14 años. Estas edades son un poco difíciles a la hora de elegir la temática de la tarta, ya que no están para una tarta muy infantil , ni tampoco para una decoración  más seria. Por eso, he recurrido a las flores de tonos suaves que siempre son un acierto. Con unos cortadores de flores de diferentes tamaños, podemos hacer rápida y fácilmente una decoración bien resultona, sin muchas complicaciones.

Como base, el infalible bizcocho de chocolate relleno de trufa, que no falla nunca y gusta a todo el mundo, especialmente a los muy chocolateros.

TARTA DE CHOCOLATE DECORADA CON FLORES EN FONDANT

INGREDIENTES: 

tarta-de-chocolate-con-flores-en-fondant.2JPG

ELABORACIÓN:

Para elaborar esta tarta, primeramente, haremos un bizcocho de chocolate el día anterior, lo dejaremos bien envuelto para que no se seque y se asiente, de esta manera, será más fácil dividirlo en 3 capas al día siguiente.

Después de dividir el bizcocho en 3 partes iguales (mejor hacerlo con una lira pastelera), recortamos un cartón de pastelería de un tamaño 1 cm. menor que la totalidad de la tarta y colocamos la primera capa de bizcocho sobre el cartón.

Preparamos una trufa rápida, para ello, he montado 500 ml. de nata de montar (35% mat. grasa) con 100 gr. de azúcar y 50 gr. de cacao puro sin azúcar, también le he echado 2 sobres de estabilizante para nata, para que mantenga la consistencia sin problemas.

Extendemos la mitad de la trufa sobre el bizcocho y tapamos con una segunda plancha de bizcocho, igualamos un poco y extendemos el resto de trufa por toda la superficie. Colocamos la última capa de bizcocho. Igualamos y metemos en la nevera para que se vaya asentando.

tarta-de-chocolate-con-flores-en-fondant.1JPG

Mientras tanto, prepararemos la ganache de chocolate para la cobertura:

Para hacer la cobertura, he utilizado 200 gr. de chocolate de cobertura (tipo Nestlé postres), 200 ml. de nata para montar y 75 gr. de mantequilla. Se calienta en un cazo la nata y cuando rompe a hervir, se baja la potencia del fuego al mínimo, seguidamente se añade el chocolate troceado y se remueve suavemente y siempre en la misma dirección hasta que se haya deshecho totalmente el chocolate, A continuación, se añade la mantequilla cortada en trocitos y se integra en la crema de la misma manera que el chocolate, o sea, dando vueltas con un tenedor suavemente y girando siempre en la misma dirección.

***Esto último es importante, ya que de esta manera evitamos que se formen burbujas que afean el resultado final.

Cuando la cobertura está tibia, casi fría, sacamos la tarta de la nevera y colocamos la tarta sobre una rejilla de pastelería y debajo ponemos una bandeja (donde caerá el chocolate y luego volveremos a utilizar).

Dejamos caer el chocolate en el centro de la tarta, suavemente, poco a poco y en forma de hilillo. El mismo irá extendiéndose por toda la superficie de la tarta y cayendo por los laterales, el sobrante, caerá en la bandeja que hemos colocado debajo de la tarta.

*** Aunque haya todavía muchas imperfecciones, no hay que preocuparse, ya que se arreglarán en la segunda capa. Puede que no sea necesario una segunda capa, pero en caso de sí hiciese falta:

Recogemos el chocolate de la bandeja y volvemos a calentar hasta que esté fluido. Volvemos a realizar la misma operación que antes, le damos una segunda capa de chocolate. Ahora se taparán todos los poros que nos hayan quedado, quedando una superficie lisa y brillante. En caso de que nos haya quedado alguna burbujita, pincharla con un palillo y verás cómo desaparece.

Una vez fría, meter en la nevera para que termine de endurecer la capa exterior.

Es el momento de colocar todas las flores que hemos hecho de diferentes colores y tamaños. Con unos cortadores de fondant, podemos hacer rápida y fácilmente un montón de flores que nos ayudarán a decorar nuestra tarta.

tarta-de-chocolate-con-flores-en-fondant.3JPG