Magdalenas de mantequilla

Unas magdalenas de mantequilla, como las de antes, las de pueblo, de esas que no necesitan ninguna complicación, ningún aparato especial para hacerlas pero que mientras se hacen inundan de olor la cocina y mientras las comes te llenan de recuerdos la mente.

Magdalenas4

En estos últimos años hemos vivido, y me incluyo la primera de la lista, muy rápido y queriéndolo todo en el momento. Poco a poco nos hemos ido creando un montón de necesidades que hemos llamado básicas, cuando realmente, dependiendo de la visión que tengamos, eran grandes lujos.

Necesitamos tener un coche nuevo, o dos. Viajar en Semana Santa al Caribe, en verano a Shangai y en el puente de diciembre a la nieve. Por supuesto la casa recién comprada a todo trapo, con una decoración nueva y de diseño. Ropa a la moda, el mejor móvil, un portátil, ordenador de sobremesa….en fin todo se nos ha hecho absolutamente necesario e imprescindible, no creéis??

Os acordáis de cómo han vivido las generaciones anteriores? No había ordenadores, ni móviles, así que un gasto menos en aparatos y en factura mensual de Internet y de teléfono. No había grandes viajes, todos en el único coche de la familia a la casa del pueblo, con suerte, al apartamento alquilado de la playa, coche que por norma general no solía ser de último modelo. Si alguien te dejaba un mueble para el salón que iba a tirar eras el más feliz del mundo, por fin podrías tener mueble del salón en tu casa recién comprada, toma ya¡¡. Y la ropa, que me decís de la ropa? Esa falda que luego se convertía en camisa y después de los años servía como trapo de casa para limpiar los cristales, grandes economistas, si señor¡

Con esto no digo que me oponga al progreso, todo avanza y los avances están para aprovecharlos y disfrutar de ellos, por supuesto no sigo lavando la ropa a mano para no tener un gasto adicional con la lavadora….el problema es que creo que todo está avanzando demasiado rápido y no estamos sabiendo filtrar lo que tenemos disponible, lo que queremos, lo que necesitamos y a lo que realmente podemos acceder.

Con esta crisis hemos pegado un frenazo en seco, a la fuerza, tenemos que volver al modo de vida de generaciones anteriores, y sinceramente os digo, no me parece del todo mal, el problema es que cuando te acostumbras a unas cosas luego es difícil abandonarlas pero se puede y sobre todo creo que deberíamos concienciarnos en que se debe.

Esta Semana Santa habrá muchos que vuelvan al pueblo, como antes, todos juntos con la familia, a disfrutar de la tranquilidad, de las procesiones, del cafecito y la partida en el bar del pueblo….Muchos lo harán encantados, les gustará el plan¡, otros sin embargo, pensarán que podrían estar en Punta Cana….en fin, para todos, y para haceros un poco más felices estas fiestas que se avecinan, os propongo estas magdalenas  con sabor y olor a pueblo, con matices de antes…espero que os ayuden a disfrutar aún más de vuestra familia, vuestras raíces, vuestra vida.

Magdalenas1

Ingredientes (Aprox 15 magdalenas)

  • 200gr de harina
  • 200gr de azúcar
  • 200gr de mantequilla
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Moldes de papel
  • 50gr de pepitas de chocolate (opcional)

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 180º calor arriba/abajo/turbo
  2. Juntamos en un bol el azúcar con los huevos y batimos enérgicamente hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa, blanquecina. Yo me ayudé de una batidora de varillas pero se  puede hacer manualmente.
  3. Derretimos la  mantequilla en el microondas, sin que llegue a licuarse, hasta obtener una textura en pomada, con 20segundos al microondas será suficiente, y la incorporamos a la mezcla de huevos y azúcar sin dejar de batir.. ¡ojo!, son unas magdalenas de mantequilla, así que cuanto mejor sea ésta más sabrosas quedarán.
  4. Mezclar y tamizar la harina con la levadura en polvo y añadirla a la mezcla. Removeremos con movimientos envolventes y a mano hasta que esté bien integrada.
  5. Añadimos las pepitas de chocolate
  6. En la bandeja de horno que vayamos a utilizar colocamos los moldes para las magdalenas con su correspondiente cápsula de papel y los rellenos con la masa sólo hasta la mitad, ya que al cocerlas aumentan mucho su volumen, aunque no son magdalenas de gran copete.
  7. Introducimos en el horno precalentado durante 25 minútos más o menos, ya sabeis que cada horno es un mundo a parte. Transcurrido este tiempo, sacar y dejar enfriar.
  8. Ya tenemos el desayuno listo para toda la familia¡

Magdalenas3

Como veis es una receta fácil, con unos ingredientes básicos y que se pueden hacer a mano, aunque si lo tenéis, podéis ayudaros de una batidora de varillas. Cuando las probeis entendereis perfectamente lo que os contaba antes de los recuerdos de la infancia ;-), espero que os hagan disfrutar tanto como a mi, y si es rodeado de tu familia, mejor que mejor¡

La receta está sacada del libro “Repostería Casera” del “El rincón del Gourmet”. Este libro para mí es un tesoro, por un lado por el libro en sí que es fantástico y por otra por ser un regalo muy especial. Me lo regalo una antigua compañera de trabajo, Marisa, por mi despedida, y ya no solo eso, sino que como dedicatoria me escribió: “Cuando plantas una semilla de amistad, dispones del ingrediente más importante en la receta de la vida”.

Marisa muchísimas gracias por todo¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!


Print Friendly, PDF & Email

3 pensamientos en “Magdalenas de mantequilla

  1. Patri

    Me llama la atencion que no le añadas ningun “sabor”,limon,naranja,vainilla,canela,dime vale la pena probarlas asi tal cual?

    Responder
  2. Patri

    Vale ya las hice tal cual pone la receta y estan ricas,son como mantecadas.De verdad que asi no hay quien siga una dieta jajaja,con tanto roscon, magdalenas,monas…

    Responder
  3. Alejandra Sainz Autor

    @Patri
    Patri eres una grandísima repostera, menuda estas hecha¡¡ Ayer mismo hice estas magdalenas en el curso de cocina y a mis alumnos les encantaron. En esta ocasión he decidido hacer las magdalenas tal cual, eso si, usando una buena mantequilla para que tengan ese sabor, a mantequilla¡ si las quieres añadir sabor puedes hacerlo, pero te aconsejo que no utilices una mantequilla buenísima, no merece la pena. Si ya las has probado entonces ya lo has comprobado, son las magdalenas de siempre, como tu dices mantecadas, las de pueblo de toda la vida ;-). Bss

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *