Archivo por meses: octubre 2012

Risotto de hongos con queso Gabino Perez

 

Llevaba mucho tiempo sin postear y me presento con un plato otoñal por excelencia, los hongos. En este caso un  risotto de hongos con queso curado Gabino Pérez.

Risotto de hongos con martini y Gabino Perez

Ha pasado mucho tiempo desde la pizza de boletus y langostinos, serían varias las novedades que podría contaros, pero poco a poco. Hoy voy a centrarme en una, tengo trabajo¡ si señores¡¡¡ Ya os había contado en posts anteriores que formaba parte de esos  5 millones de parados, pues eso ya pasó. Ha sido un año duro, en paro y viendo el futuro bastante negro….bueno, al menos gris oscuro y justo cuando comenzaba a ponerse peor la cosa apareció Fraikin Alquiler, mi nueva empresa. Así que si antes pedía trabajo, ahora pido que alquiléis vehículos industriales en Fraikin para mantener la empresa y el puesto de trabajo por muchos años ;-), prometo una buena oferta si decís que venís de “Lo de siempre como nunca”, jejeje.

Para mi sorpresa, uno de mis compañeros de trabajo es hijo del maestro quesero leonés GABINO PEREZ. Poco nos faltó para ponernos al día en cuestiones gastronómicas “queseriles” y no dudó en regalarme uno de sus mejores quesos, un Gabino Perez Curado que aviso a navegantes es de lo mejorcito que he probado. Desde aquí aprovecho para darte las gracias Raul.

Queso de oveja curado Gabino Perez de León

Este queso curado de Gabino Perez que os presento es un queso muy especial, cuando lo pruebas por primera vez te deja pensando y descubres que es un queso que sorprende, cosa difícil cuando de quesos curados hablamos. Normalmente un queso curado al partirlo se desmorona completamente y muchos suelen tener un gustillo picón que enmascara cualquier otra cosa que comas. En este caso nada de eso, como veis es un queso con un corte perfecto, con un sabor fuerte e intenso pero nada empalagoso ni cansino. Sumamente recomendable para comerte una ración de queso de este tipo, no te cansas de él al segundo trozo como suele pasar con los quesos curados.

Para catarlo, en un primer momento, lo degustamos en casa con un buen vino,  un buen pan y con las magníficas anchoíllas de mi prima Maricarmen, que algún día, eso espero, me contará la receta y seguidamente yo a todos vosotros. Supongo que llevan un trabajo por detrás bastante intenso, pero aseguro que cada minuto de tiempo empleado en su elaboración merece la pena. Quedan unas anchoíllas deliciosas, carnosas, sin espinas, en su justo punto de sal…vamos que nada que ver con ninguna de las marcas comerciales que he podido probar por muy buena que esta fuera. Pero claro, que os voy a contar de mi prima Maricarmen, si es de la cuna de las anchoas….del mismo Santoña¡¡

Queso de oveja curado Gabino Perez y anchoillas caseras

Después de probarlo en su estado puro decidí emplear el Gabino Perez en la elaboración de alguna receta. Según mi marido llegó a casa con la cesta llena de las primeras setas del otoño lo tuve claro, para comer “Risotto de hongos con Gabino Perez” y este fue el resultado. Os cuento la receta que de verdad merece la pena.

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 250/300gr de hongos
  • 150gr de arroz
  • 60ml de Martini
  • 750 ml de caldo de ave o verduras
  • 100gr de queso Gabino Perez curado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración: 

  1. Cortamos la cebolla en trocitos chiquitines, cuanto más pequeñitos y más os entretengáis en esta tarea mejor.
  2. En una paellera chiquitina ponemos a pochar la cebolla a fuego suave poquito a poco hasta que esté bien doradita. Será entonces cuando añadiremos el ajo bien troceado para que se dore también.
  3. Una vez que la cebolla y el ajo tengan un aspecto bien doradito añadimos los hongos que habremos limpiado a conciencia y troceado en trozos no demasiado pequeño. Rehogamos a fuego medio hasta que el agua de los hongos se haya evaporado completamente.
  4. Una vez que tengamos todo bien pochado subimos un poco el fuego aunque no a tope y añadimos el arroz, removiendo constantemente durante 3 ó 4 minutos para que se rehogue perfectamente y nos ayude a soltar bien su almidón y conseguir con esto un risotto bien cremoso.
  5. Añadimos el Martini y removemos hasta que se halla evaporado completamente.
  6. Vamos añadiendo poco a poco el caldo sin parar de remover. No añadimos más caldo hasta que no se halla evaporado el anterior, y siempre removiendo, no hay más truco, fuego medio alto y remover, remover y remover…
  7. Justo cuando ya se nos haya consumido todo el caldo incorporamos casi todo el Gabino Pérez  rallado a la cazuela para que se deshaga y se integre bien con el arroz. Comprobamos de sal.
  8. Servimos y espolvoreamos con un poquito de queso.

Risotto de hongos con Gabino Perez y toque de martini

Como veis es una receta muy sencilla, no tiene ninguna complicación. Simplemente debéis de tener en cuenta  que es imprescindible estar pendiente mientras añadimos el caldo de ir removiendo constantemente, y utilizar un buen queso. A partir de ahí si no os gustan los hongos podéis hacer el risotto con lo que más os guste; langostinos, trigueros, champiñones, calamar…

Una de las novedades de este plato es la utilización del Martini, de verdad que os aconsejo su uso, pero si lo preferís lo podéis sustituir por el vino blanco de siempre, os va a quedar muy bueno también.

Tal y como veis en la foto queda un arroz muy meloso, pero nada compacto, cada grano de arroz está suelto el uno de otro pero rodeado de un caldito espeso que da gusto.

Espero que os halla gustado este post como inauguración de temporada. Por mi parte solo me queda esperar a que os paseis por mi cocina, cojais la receta y la elaboreis en vuestros fogones y que por último me la enseñeis 😉

Dar las gracias a Raul por este queso tan especial, a Maricarmen por sus anchoillas que quitan el sentido y como no, a Jon que me trae las setas a casa (y además las limpia¡) para poder hacer este tipo de recetas que tanto me gustan.

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!