Richi Navarro, 300 vuelos en Salto BASE.

Richi Navarro es especialista en Salto Base, preside la Asociación Española del Salto BASE (www.aesbase.com) . Nació en Lleida hace 32 años. Sufrió un accidente de tráfico en donde salvó la vida de milagro. Esta experiencia le cambió la vida. Se dio cuenta de que podía morir a cada minuto sin haber hecho lo que más deseaba que era volar. Se tatuó en el pie derecho el lema: “Live like you will die today” (Vive como si fuera el último día). Hasta el momento ha realizado 300 saltos en siete países diferentes: en Dolomitas, Alpes franceses… El último ha sido polémico: saltó desde un andamio en la restauración del campanario de la catedral de Lleida. Fue un salto muy bajo, 50 metros. Lo hizo la noche del 21 de julio 2013 de manera clandestina.

 

El salto BASE es un deporte de riesgo unido al paracaidismo. Consiste en saltar al vacío desde un punto fijo. Son las iniciales en inglés de Building, Antene, Span, Earth: edificios, antenas, puentes, tierra. Sus practicantes saltan desde precipicios, rascacielos, antenas, puentes, picos, barrancos… El inventor fue Carl Boenish quien en 1978 grabó una serie de saltos desde la pared del Gran Capitán en Yosemite. Los primeros saltos se hacían con los paracaídas de emergencia utilizados para los saltos desde avión. Actualmente hay un material específico. A veces utilizan el traje con alas para planear los primeros segundos antes de que se abra el paracaídas.

Richi Navarro desde niño soñaba con volar. Consciente de que practica una disciplina extrema, prepara con detalle cada salto. Estudia la orografía, las variables, el entorno, el punto de aterrizajes y los vientos.

Richi Navarro intervino en el programa de Radio Euskadi “La Casa dela Palabra” el miércoles 21 de agosto 2013.

Richi Navarro es especialista en Salto Base, preside la Asociación Española del Salto BASE (www.aesbase.com) . Nació en Lleida hace 32 años. Sufrió un accidente de tráfico en donde salvó la vida de milagro. Esta experiencia le cambió la vida. Se dio cuenta de que podía morir a cada minuto sin haber hecho lo que más deseaba que era volar. Se tatuó en el pie derecho el lema: “Live like you will die today” (Vive como si fuera el último día). Hasta el momento ha realizado 300 saltos en siete países diferentes: en Dolomitas, Alpes franceses… El último ha sido polémico: saltó desde un andamio en la restauración del campanario de la catedral de Lleida. Fue un salto muy bajo, 50 metros. Lo hizo la noche del 21 de julio de manera clandestina.

 

El salto BASE es un deporte de riesgo unido al paracaidismo. Consiste en saltar al vacío desde un punto fijo. Son las iniciales en inglés de Building, Antene, Span, Earth: edificios, antenas, puentes, tierra. Sus practicantes saltan desde precipicios, rascacielos, antenas, puentes, picos, barrancos… El inventor fue Carl Boenish quien en 1978 grabó una serie de saltos desde la pared del Gran Capitán en Yosemite. Los primeros saltos se hacían con los paracaídas de emergencia utilizados para los saltos desde avión. Actualmente hay un material específico. A veces utilizan el traje con alas para planear los primeros segundos antes de que se abra el paracaídas.

Richi Navarro desde niño soñaba con volar. Consciente de que practica una disciplina extrema, prepara con detalle cada salto. Estudia la orografía, las variables, el entorno, el punto de aterrizajes y los vientos.

Richi Navarro intervino en el programa de Radio Euskadi “La Casa dela Palabra” el miércoles 21 de agosto 2013.

Richi Navarro es especialista en Salto Base, preside la Asociación Española del Salto BASE (www.aesbase.com) . Nació en Lleida hace 32 años. Sufrió un accidente de tráfico en donde salvó la vida de milagro. Esta experiencia le cambió la vida. Se dio cuenta de que podía morir a cada minuto sin haber hecho lo que más deseaba que era volar. Se tatuó en el pie derecho el lema: “Live like you will die today” (Vive como si fuera el último día). Hasta el momento ha realizado 300 saltos en siete países diferentes: en Dolomitas, Alpes franceses… El último ha sido polémico: saltó desde un andamio en la restauración del campanario de la catedral de Lleida. Fue un salto muy bajo, 50 metros. Lo hizo la noche del 21 de julio de manera clandestina.

 

El salto BASE es un deporte de riesgo unido al paracaidismo. Consiste en saltar al vacío desde un punto fijo. Son las iniciales en inglés de Building, Antene, Span, Earth: edificios, antenas, puentes, tierra. Sus practicantes saltan desde precipicios, rascacielos, antenas, puentes, picos, barrancos… El inventor fue Carl Boenish quien en 1978 grabó una serie de saltos desde la pared del Gran Capitán en Yosemite. Los primeros saltos se hacían con los paracaídas de emergencia utilizados para los saltos desde avión. Actualmente hay un material específico. A veces utilizan el traje con alas para planear los primeros segundos antes de que se abra el paracaídas.

Richi Navarro desde niño soñaba con volar. Consciente de que practica una disciplina extrema, prepara con detalle cada salto. Estudia la orografía, las variables, el entorno, el punto de aterrizajes y los vientos.

Richi Navarro intervino en el programa de Radio Euskadi “La Casa dela Palabra” el miércoles 21 de agosto 2013.

Puedes escuchar el audio:

http://www.eitb.com/es/audios/detalle/1406754/sima-bu-56-larra–viajes-radio-euskadi/

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *