Análisis de los equipos de la #LigaEH , por @AndreyDemirev

PRIMERA E.H.

Se acabó otra apasionante liga regular de Euskal Herria. Su imagen no pudo ser más sugerente. Doce equipos con muchas ganas de agradar. Liga con lances reseñables para todos los gustos. Con riña intensa y apretada arriba y abajo de la tabla. Algunos técnicos dicen que después de la de Cataluña, es la mejor. Por lo disputada que es, seguro que sí. No hay un partido fácil. Al final podemos extraer conclusiones positivas. Esta liga destiló más waterpolo que en otras temporadas.

1. WP 9802: OFICIO Y SOLVENCIA
El equipo navarro ganó la liga regular gracias a su veteranía y galones. El cuadro de Emilio Millor es un mix de experiencia, determinación y estilo práctico. Un bloque compacto que sabe sufrir y competir. Negoció con oficio sus partidos más complicados. No fue ni el equipo más goleador (3º), ni menos goleado (2º) , pero demostró gran regularidad durante toda la temporada: 26 puntos en la primera y 26 en la segunda vuelta. WP 9802 es uno de los pocos (entre tantos equipos jóvenes en la liga) que cumple al pie de la letra las consignas de su entrenador. En un grupo equilibrado y sin fisuras es difícil destacar a un jugador, pero hay que rendirse ante la seguridad y contundencia del portero Javier Larrea, clave para la gran temporada del conjunto navarro.

2. ASKARTZA B: FUERTES DESCARGAS ELÉCTRICAS.
El filial claretiano es claramente el equipo con más potencial de la liga, aunque también WP Navarra C cuando va a tope miedito! Los de Javi Cortés  son un conjunto con mucho ritmo y no exento de buena técnica. En ataque echan chispas y no en vano son el cuadro más goleador de la liga con 243 goles (uno por encima de Urbat). Sin embargo, su juventud y falta de experiencia les hace más vulnerables en labores defensivas. El objetivo de Askartza B es rodar a sus jóvenes jugadores que no tienen minutos con el primer equipo, pero sin duda para los play-offs montarán un equipo más potente que en gran parte de la liga regular. Destacan por su proyección Peio Garaizar e Iñaki Admiraal.

3. DEPORTIVO BILBAO: AVALLASADOR Y DESINFLADO.
Un Depor avallasador en la primera vuelta (1º con 30 puntos y 4 por delante del segundo), se fue desinflando poco a poco y despilfarró su estupendo botín en una decepcionante segunda vuelta (8º con 15 puntos). Aún así quedó el equipo menos goleado (145 goles) gracias a sus dos porteros con mucha experiencia Ion Agirre y Ander Molinero. En la segunda mitad del campeonato le faltó punch arriba y el gran instinto goleador del pichichi de la liga Bruno Arroita (77 goles), determinante con 40% de los goles del Depor (algunos lo consideran incluso el jugador más completo de la liga), no fue suficiente para mantener la regularidad de la primera vuelta. La verdad es que Txema Flórez, con buen criterio, dio mucho más minutos a los juveniles, casi inéditos en la liga nacional.

4. URBAT-URKOTRONIK: LA REVELACIÓN.
Sin duda, Urbat de Davide Cerchi fue la agradable sorpresa de la liga. Los armeros empiezan a recoger los frutos de ese magnífico equipo infantil de hace dos años. Por eso tampoco era algo que chocara a los que los ven años creciendo. Destacan por su nivel de juego elevado y gran espíritu de equipo. Davide ha sabido inculcar a sus jugadores su inmensa ilusión por el waterpolo que ha servido para cambiar la actitud de todos (jóvenes y los de más experiencia) en los entrenamientos y eso se ha notado y ¡cómo! en los partidos. Los de Eibar son el segundo conjunto más goleador de la liga con 242 goles, uno por debajo de Askartza B. Destacaron el tercer goleador de la liga Mikel Bastarrika (61 goles), Jon y Eneko Treviño. Sexto en la primera vuelta con 19 puntos y segundo en la segunda con 25 puntos (total de 44 puntos, solo uno por debajo del Deportivo) da muchas esperanzas a Urbat para el play-offs y la fase de 3ª División.

5. BIDASOA XXI: DE MENOS A MÁS
Los iruneses no encontraron la fórmula del rendimiento en el inicio de la liga y después de un titubeante caminar ocupaban la séptima plaza con tan solo 16 puntos después de la primera vuelta. Se notaron las ausencias de titulares en algunos partidos (Pablo Pérez jugó solo un partido) y el período de adaptación de su nueva adquisición – el brasileño Icaro Carecho. Pero una vez acoplado al equipo, el carioca contribuyó con sus 70 goles (segundo máximo anotador) a que Bidasoa mostrara la imagen que todos estamos acostumbrados a ver. Con 22 puntos, conseguidos en la segunda vuelta, los gipuzkoanos neutralizaron los 5 puntos de desventaja respecto a Larraina y WP Navarra C y los adelantaron por goal-average particular, metiéndose en la fase de 3ª División.

6. LARRAINA: UN FORTÍN EN CASA
Un club pamplonés de solera y con gloriosa historia en División de Honor, vuelve a la carga. Hizo de su casa en La Cuesta de la Reina un fortín y con su sexto puesto, y con la renuncia de Askartza B para la fase final de 3ª División, podría aparecer de nuevo, si quiere, en un torneo a nivel nacional. Se le hizo larga la liga, iba cerca de los puestos de los play-offs en la primera vuelta (5º), pero bajó algo de pistón en la segunda. Un equipo que hace de la potencia física del emblemático Javi Zabalza una estrategia. Capaces de ganar a cualquiera en casa y bastante más vulnerables a domicilio. Se asienta poco a poco en la liga E.H. y mirará para arriba.

7. WP NAVARRA C: LA INCUBADORA DE FERMÍN
Como es habitual persiguió los objetivos que deben marcar la trayectoria de un filial: la formación de jugadores. El sempiterno mister Fermín Manso, toda una institución del waterpolo navarro y nacional, contó con la participación de un gran elenco de jóvenes jugadores: un total de 30 (4 porteros y 22 jugadores) del 1998 hasta 2003, con 8 del año 2000 y 9 del 2002! Según el calendario estos jugadores se repartían entre los equipos C y B y hasta con el A. Así pués 15 jugadores del C han participado (o solo inscritos) en 97 partidos de 2ª Nacional y 12 jugadores de C han participado (o solo inscritos, sin entrar a jugar) en 32 partidos de División de Honor. Con esta base amplia de la cantera se han solventado en dos ocasiones la coincidencia de tres competiciones absolutas (equipos A,B y C) y un juvenil en 4 escenarios geográficamente diferentes. Un gran ejemplo de tecnología de cantera.

8. WP DONOSTIA: APUNTA MANERAS
Otra agradable sorpresa en la liga E.H. Empezó la liga con un bloque con los andamios todavía puestos y con nuevo entrenador – el aragonés Miguel Murrillo. Habían perdido por grave lesión en la pretemporada a uno de sus chavales más determinantes en el equipo. Acabaron penúltimos la primera vuelta con tan solo 6 puntos, pero ojo, conseguidos en campos muy difíciles: en casa de Larraina y Bidasoa! Su estilo juvenil y desenfadado tuvo su proyección en la segunda vuelta. WP Donostia no se anduvo con chiquitas y consiguió tutear a los de arriba. Su juego gustó a todos y se aseguró la permanencia con holgura y a pesar de su sanción por una alineación indebida.

9. LEIOA: SALVARSE SOBRE LA CAMPANA
Un equipo en busca de identidad con esta mezcla de generaciones. Alterna partidos desastrozos con grandes actuaciones contra los de la cabeza. Con su victoria contra Depor y el empate con WP 9802 se ganó el mote de “aguafiestas”. Es entendible que con la zoga rozándole constantemente el cuello, Leioa no encontraba la tranquilidad para demostrar con más regularidad sus posibilidades reales. En estas circunstancias difíciles y jugándose la vida en muchos partidos, hay que destacar al jovencísimo Arkaitz Ruiz , un portero con futuro.

10. FORTUNA: ENTURBIÓ SU IMAGEN
Sencillamente inexplicable el hundimiento de este equipo que acabó cuarto la pasada temporada y se esperaba que por fin un equipo gipuzkoano pudiera disputar las plazas de cabeza. Al final decepcionó las expectativas. Nadie esperaba que estuviese tan abajo. Con excesiva intermitencia en sus actuaciones, en pocos partidos estuvo al nivel de la temporada pasada. Jugueteaba en el alambre del descenso durante toda la temporada y al final se quedó por debajo de la raya. Mejoró algo en la segunda vuelta, consiguiendo dos puntos más que la primera (7 y 9), pero sus rivales directos por la permanencia: WP Donosti y Leioa reaccionaron más y mejor.

11. GETXO: QUIERO Y NO PUEDO.
Un equipo joven con ganas y buenas intenciones, pero sin consistencia. Bastante mejor actuación en la primera vuelta con 9 puntos y rozando varios más. Tuvo un considerable bajón en la segunda (4 puntos y último en esta vuelta), pero también es verdad que le faltó fortuna para sentenciar algunos partidos en casa (con Larraina, Navarra…) entrando en el último minuto por delante en el marcador. El ascenso de su equipo B, le mantendrá en Primera E.H. y seguro que ha aprendido la lección de este traspié.

12. NAUTICA B: NAUFRAGÓ EN SU INTENTO
Los números lo dicen todo. Se quedó en el amago. La liga este año fue muy equilibrada y los puntos eran muy caros. Su mal inicio influyó negativamente a los ánimos de un joven equipo en formación. Los jarrilleros mejoraron sus prestaciones en la segunda vuelta, pero se quedaron lejos de la salvación.

AJD