#FINABudapest2017 || AJD nos cuenta como fueron los cuartos de final del día de ayer

La gloria olímpica húngara

Hungría, cuyos habitantes no llegan a 10 millones, tiene más campeones olímpicos de waterpolo en el mundo. Ha ganado 9 oros olímpicos, 3 platas y 3 bronces, además de 12 europeos y 3 mundiales. Los campeones olímpicos se consideran héroes nacionales. Estos días en la isla Margit se pueden ver muchos de ellos, representantes de varias generaciones. Los seis campeones del nuevo milenio (Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekin 2008): Gergely Kiss, Tamas Kasas,Tibor Benedek, Peter Biros, Tamas Molnar, Zoltan Szecsi y su entrenador Denes Kemeny – actual presidente de la federación húngara. Los campeones de Monreal 1976: Tamas Fárago, Gabor Csapo, Istvan Szivos Jr. En los pasillos de la piscina Alfred Hajos se pueden ver fotos de otras leyendas olímpicas como el mito húngaro Dezso Gyarmati que ganó 5 medallas olímpicas – 3 oros, una plata y un bronce. Como entrenador también ganó una olimpiada en Monreal 1976. Su mujer Eva Szekely fue campeona olímpica de natación y su hija medalla de plata. Y por supuesto la famosa foto del  campeón olímpico Ervin Zadar  (luego fue entrenador en USA de Mark Spitz) con cara ensangrentada del partido, conocido como “el baño sangriento” en Melbourne 1956 entre Hungría y URSS, dos meses después de que los tanques soviéticos entraron en Budapest para aplastar el levantamiento contra el régimen.

¼ finales masculinos:

Monte Negro – Grecia 7-12 (0-1,2-5,1-4,4-2)

El partido empezó con un penalti para Monte Negro, parado por el potero griego Flegkas y gol en la otra portería de Alexander Goukas 0-1. Los montenegrinos se toparon con la defensa de hierro helena  que dejó su portería a cero en este primer cuarto. A Grecia le salió todo bién en el segundo: los tiros exteriores, las vaselinas, los uno más. Flegkas seguía como un imán. Dos goles de los de Constantino Vlachos en el inicio del tercer cuarto resolvieron prácticamente esta eliminatoria a favor de los griegos: 2-8. Con una Monte Negro rendida como nunca, Grecia llegó plácidamente al 7-12  definitivo con un estelar Fountoulis.

Serbia – Australia 15-5 (4-1,4-2,4-2,3-0)

Con 25 segundos de juego Milos Cuk enseño el martillo (la traducción de su apellido) que lleva en su hombro 1-0.  Los serbios se fueron con facilidad hasta 5-1 al inicio del segundo. Los australianos se mostraron respondones, marcando dos goles seguidos 5-3 y fallaron una superioridad. Dejan Savic no permite a sus jugadores a relajarse. Había que ver con qué intensidad el portero serbio Mitrovic celebraba cada parada. Y las perlas que enseñaban Filip Filipovic, Andriya Prlainovic, Stefan Mitrovic  etc…. Por otro lado cada gol de los aussi se recibía con grandes aplausos de la grada, deseosa de ver alguien que intenta dar la cara a esta intratable Serbia. Es una suerte poder verla jugar. Uno de los grandes equipos de la historia sin duda!

Hungría – Rusia  14-5  (5-0,3-1,3-3,3-1)

Lleno absoluto, con la grada de honor a rebosar de campeones olímpicos húngaros. El árbitro español Xavi Buch expulsó a un defensa ruso en el primer ataque de Hungría y Norbert Hosnyanszky transformó la supeririodad. Fue en inicio de la exhibición de Hungría. Efectividad casi 100%. Los  rusos toparon con el excelente portero Victor Nagy. El equipo de Efstingeev desaprovechó 3 superioridades, más tres remates a la madera.. Empezaron a gustarse los húngaros. Tiros rectificados, peladillas, una fiesta en la grada. El partido acabó muy temprano con el 5-0 de la primera parte. Ni signo de la potencia ofensiva rusa demostrada contra España. Además de Norbert Hosnyanszky brillaron con sus látigos secos de cualquier distancia Denes Varga y Krisztian Manhercz.

Viendo el debacle de los rusos nos preguntábamos: ¿Cómo España no está entre los 8 primeros?

Croacia – Italia 12-9 (3-2,2-3,3-1,4-3)

El partido, a priori, más difícil de pronosticar de los cuartos. El croata Angelo Setca inauguró el marcador. El veterano portero azzuri Stefano Tempesti pudo evitar el segundo croata, pero el balón que desvió de penalti entró llorando. Vincenzo Renzuto  y Matteo Aicardi  de vaselina empataron  2-2. Pero Croacia mediante Sandro Sukno se adelantó de nuevo de uno más 3-2.

Pietro Figlioli empató en inicio del 2º.  Sandro Sukno no perdonó de uno más 4-3. Xavi García (qué envidia y era nuestro) se escapó y por encima de Tempesti puso el 5-3. Michael Bodegas de uno mas empalmó. Bonito partido. Tempesti hizo otra gran parada y Francesco Di Fluvio aprovechó el uno más 5-5. Otra parada de Stefano a 5” del final del segundo. El alma de Settebello ha vuelto.

Dos jugadores del equipo croata cambiaron el signo del partido muy igualado en la primera mitad: Xavi García y Sandro Sukno. Xavi se salió literalmente con sus golazos y asistencias decisivas. Sandro fue un cañon de segunda línea. “Cuando tienes dos rivales tan inspirados, es difícil ganar” pensaba Alessandro Campaña que sustituyó a Stefano Tempesti, que no hizo una preparación específica para el mundial , por el segundo portero Goran Volarevic.

Partido para 9-12 lugar:

España – Kazakstan 18-6 (4-0,5-1,3-1,6-4)

Los de David Martín necesitaban resarcirse con una goleada de la inesperada, pero justa derrota de Rusia y mejor si fuera  contra la selección que se coló en el Mundial de Kazán, contra pronóstico, en detrimento de España. Al descanso 9-1. Marcar, marcaron casi todos hasta el debutante Miguel Del Toro que hizo un hat-treak. Alberto Barroso con 5 tantos fue el máximo anotador de un partido que demostró que España sin presión puede dar espectáculo.

AJD