#FINABudapest2017 || Croacia y Serbia nos brindan probablemente uno de los mejores partidos de la historia; Las semifinales contadas por AJD

Grecia 5-7 Hungría  (1-2,3-3,0-1,1-1)

Locura en Budapest. Desde la mañana en la isla Margit se veía gente buscando entradas con carteles “I need tickets”. Estaban totalmente agotadas desde ya mucho tiempo y la reventa subió por las nubes.

Ambiente fantástico en el Santuario del waterpolo “Alfred Hajos”.  Los húngaros salen como motos, pero  Konstantinos Flegkas está en su sitio. Los griegos dominan mejor las emociones iniciales y  Konstantino Genidounias inaugura el marcador 1-0.  Silencio monumental. Pero pronto Balazs Erderlyi hace explotar los decibelios en la grada. Para más inri marca el primero magyar con “peladilla” 1-1. El árbitro español Xavi Buch señala la primera expulsión griega, fallada por los anfitriones.  El técnico heleno Konstantinos Vlachos  pide  TM . Algo importante habría visto para pedirlo a 3,20 minutos antes del final del primero. Pero su equipo no está fino en la finalización con un Yannis Fountoulis muy vigililado.

Y entonces vino el mejor gol del mundial y uno de los mejores que se había visto en la Meca del waterpolo. Norbert Hosnyanszky fue objeto de expulsión a unos 7 m de la portería. Se ingenió un revés inverosímil, girándose a 180º con  una velocidad sobrenatural que se coló a la red de Flegkas sin e el portero llegara a levantar los brazos. ¡Caviar puro! 1-2. El público en delirio. Encima Victor Nagy hizo su primera parada y la grada empezó a corear: “ Nagyco, Nagyco”

Grecia empató de 1+ al ,principio del segundo (Fountoulis).2-2. Marton Vamos anotó con una potencia bestial  justo cuando se le echaba encima el reentrado 2-3. Vimos una  doble expulsión en contra de Hungría (el árbitro ruso Naumov) que transormó Alexander Gounas 3-3. Los griegos tuvieron sus mejore minutos. Golazo de Genidounias con larguero y dentro 4-3. Los húngaros se pusieron algo nervisos, el fervor del público se apagó, pero un desajuste inusual en la defensa griega dejó solo a Miklos Gor-Nagy que empató con suspense: larguero, línea de gol y dentro 4-4. Los griegos muestran sus primeros signos de dudas. Los de casa limpian con entradas cruzadas, como las de antes, el espacio delante del boya Balazs Harai que recibe y de revés marca el quinto húngaro 4-5.

Así se acaba la primera mitad del choque con alternativas constantes en el marcador 1-0,1-2,4-3,4-5.

Mucha tensión en la tercera parte, pero mucha imprecisión o mala suerte en los tiros. Los griegos se toparon con los postes de Nagy en media docena de ocasiones. El controvertido portero húngaro tenía que besar la madera de su portería en vez del balón. Tampoco funcionaba el remate exterior  húngaro con un Denes Varga que quedó inédito. El único que vió puerta en este período fue el zurdo Marton Vamos ,un cañon de calibre pesado 4-6.

Los húngaros están agraciados por tener un jugador como Norbert Nosnyaszky . Su trallazo desde la retaguardia fue magistral 4-7. El partido parecía sentenciado. Fountoulis y compañía  estaban sin ideas en ataque, muy lejos de la portería húngara y sus tiros no llevaban ningún peligro. Eso permitió a Nagy de montar su show particular.  El quinto griego en el último suspiro de esta semifinal quedó para el protocolo. Hungría en la final y euforia en la grada.

Serbia 11-12 Croacia  (1-1, 4-4,4-4,2-3)

Épico partido entre los eternos rivales balcánicos, el mejor del mundial, sin duda.

Una batalla apasionante entre los dos finalistas del último mundial en Kazan y la Olimpiada de Río. El choque no defraudó a nadie. El primero golpeó el serbio Andrija Prlainovic (187) de hombre de más 1-0. La respuesta de Croacia fue inmediata. Sandro Sukno (201) empató con un latigazo de superioridad 1-1.

El ritmo subió en la segunda parte. Andrija Prlainovic, el jugador del campeón de Europa Szolnok,  pone a los serbios por delante con un tiro supersónico 2-1. Branislav Mitrovic hace una parada de reflejos increíbles al remate de uno más de Angelo Setka. Una triple expulsión croata ( arbitran el norteamericano Rotsart Steven y el rumano Adrian Alexandrescu)  permite a Stefan Mitrovic a ampliar la diferencia 3-1.  La reacción de Croacia es contundente. El boya Luka Loncar marca un gran gol de revés 3-2 y al rato Andro Buslje (205) de tiro seco de segunda  línea empata 3-3. La pareja  Mitrovic-Prlainovic en la izquierda del ataque de Serbia es letal. Stefan expulsa a un rival , pase y Andrija con una golpe de muñeca excepcional anota 4-3.  El jugador croata de Pro Recco Sandro Sukno contesta con remate poderoso 4-4. No hay tregua.  Ahora en acción la pareja de la banda derecha serbia Victor Rasovic y  Dusko Pietlovic. Combinan de maravilla en superioridad para  5-4. El ritmo es vertiginoso y  Croacia consigue la expulsión de Filipovic. Andro Buslje recibe en el palo, se gira y 5-5.

Sigue el espectáculo en la tercera parte.  Filip Filipovic (Pro Recco) habilita a Prlainovic con un pase fabuloso de 1º a 5º  y el habilidísimo Nº 11 serbio da ventaja a los suyos 6-5. No dura casi nada. Ahora el turno es de la estrella de los croatas Sandro Sukno, trallazo bárbaro 6-6. Los de Dejan Savic  ejecutan una jugada fabulosa: triple combinacion Filipovic (1º) – Mitrovic (5º)  y  Sava Randelovic  al palo  7-6.  Empata de 1º Maro Jokovic (203). El jugador de Yug Dubrovnuk tendrá un gran protagonismo.  Se mete ahora de boya el polifacético Prlainovic y mete de revés 8-7 . Es increíble lo de este jugador. No hay posición en la que no lo borda. Croacia sigue a los suyo y no deja a Serbia que se vaya en el marcador. Ante Vukicevic (Primorje) desde el arco 8-8. El choque es precioso, esplendido, magestuoso. Puro arte. Lo demuestra la jugada siguiente. Mitrovic roba un balón y sale a contra. Ve el desmarque de Prlainovic le pasa y  Andrija, este fenómeno de la naturaleza, se inventa un gol abracadabrante, marcando de  tiro imposible nadando en posición horizontal desde una distancia de  6-7 metros: 9-8 Croacia, siempre a remolque en el marcador, llega a empatar a un segundo del final del tercero gracias a un penalti, por molestar el expulsado el saque de falta, pero parece que es otro jugador el que molesta y no el expulsado que se aparto a un lado con dos manos arriba. Por lo tanto se debería haber pitado otra expulsión y no penalti, transformado por Jokovic 9-9.

Inicio del ultimo cuarto. Paradón de Gojko Pjetlovic que ha sustituido a Branislav Mitrovic en la portería serbia, sale como una flecha el extraterrestre Prlainovic y solo ante Marko Bijac marca para 10-9. Pero un grave fallo en la defensa serbia deja Luka Loncar solo delante de Pjetlovic y el jugador de Yug Dubrovnik, no falla 10-10. Sucede algo que nadie se cree, el tiro de Prlainovic no sube el marcador . Lleva 6 anotados. Y esto es una inmejorable oportunidad de Croacia para ponerse por delante por primera vez después de 27 minutos de juego. Marca Ante Vukicevic 10-11. Los nervios impiden a los campeones del mundo actuales a materializar dos superioridades seguidas. Filipovic es desconocido, desaparecido. Aparece por primera vez en el partido Dusan Mandic (202)(Con problemas físicos este mundial), los dos del Pro Recco, empatando 11-11. Pero Croacia de Ivica Tucak, pletórica de ánimo y fé llega mejor a la final. El boya Luka Lonchar (195) logra una providencial expulsión a su marcador Sava Randelovic y Maro Jokovic hace saltar a toda Croacia con su majestusos tiro a ras de agua 11-12. Serbia tiene sus opciones a forzar los penaltis, pero  ni Filip Filipovic, ni Dusan Mandic tienen su día. El talento infinito de Prlainovic no es suficiente para tumbar un equipazo como Croacia. Se notó mucho la retirada de dos figuras importantes del equipo serbio desde la Olimpiada, el capitán Jivko Gocic y el boya Slobodan Nikic. De hecho Serbia tiene solo un boya en este mundial y a estos niveles eso se paga. Para mi una de las importantes conclusiones del partido es que demostró que se puede neutralizar como lo hizo Croacia, a un potente pero estático jugador como Filipovic, pero no a un jugador de menor envergadura, pero rápido, listo y veloz como Prlainovic. El waterpolo ganara si hay mas jugadores como el y no se basa todo a la fuerza brutal.

Un partido como este engrandece el waterpolo. Además jugándose en la Catedral del waterpolo dio motivos al web de FINA para calificarlo como uno de los mejores de la historia.

La prensa croata destaca que Croacia gana a Serbia siete años después de Europeo en Zagreb 2010 y cubre de elogios a los mejores del equipo Sukno, Loncar, Jokovic y el portero Bijac. Los titulares son:

“Una Croacia grandiosa tumba a su rival más grande”

“Histórica victoria ante el eterno rival”

“Serbia KO en un final dramático”

“Una Serbia en shok llora su derrota”

Por su parte la prensa serbia reconoce la superioridad croata pero critica duramente a los árbitros por el penalti en el ultimo segundo del tercer cuarto.

“Los delfines entregan su trono a una gran Croacia”

“Savic furioso con los árbitros”

El seleccionador serbio Dejan Savic no se paró delante los periodistas después del partido y dijo andando: “Año tras año, día tras día me doy cuenta que  entiendo cada vez menos del reglamento…”. Una insinuación del arbitraje.

AJD

Be the first to comment

Deja un comentario