El Canoe se lleva el XVI Torneo Internacional Master de Navidad

El origen del prestigioso evento fue Iruña, donde se celebraron las primeras 10 ediciones. Luego la franquicia se trasladó en Bilbao, donde Club Deportivo organizó brillantemente las siguientes 5 torneos. Este año hubo un cambio a última hora y el polideportivo “Mikel Trueba” en Santurtzi fue la sede del evento.

Desde que el torneo se juega en la capital bizkaina la lista de los participantes es inalterable: Larraina, Askartza, Real Canoe de Madrid, Guardia Urbana de Barcelona, Alte Sacke alemán y el Club Deportivo. Este año no acudió el equipo catalán y el habitual sistema de dos grupos de tres equipos con cruces posteriores fue cambiado por una liguilla de 5 equipos. Esto hizo el torneo más exigente físicamente, ya que el número de partidos que jugó cada equipo aumentó de 3 a 4 en dos sesiones sábado tarde y domingo mañana. Por medio la tradicional cena de hermandad, con discoteca incluida, en el restaurante del Club Deportivo. Total un programa bastante cargado, pero nadie de los participantes renunciaría por nada del mundo a disfrutar, como todos los años, de los placeres culinarios del Botxo.

El torneo fue muy igualado. Tres equipos (Canoe, Askartza y Larraina) llegaron al último partido con opciones a ganarlo. Pero vamos por partes.

La liguilla inauguró en partido Askartza – Alte Sacke (5-5). Los alemanes, que se habían hospedado en el Palacio de Oriol de Santurtzi, se sentían como en casa y tomaron una ventaja de 2-4. Los de la margen derecha entraron demasiado fríos en el choque inicial, lo que pagaron al final del torneo. Llegaron a empatar 5-5, pero perdieron dos puntos muy valiosos para la clasificación final.
El segundo encuentro Larraina – Depor (9-7) fue uno de los mejores del torneo. Mucho ritmo, improvisaciones, goles bonitos. Los bilbaínos se adelantaron 0-2, pero los navarros dieron la vuelta y dominaron el juego, gracias a la pegada de Javi Zabalza y Mikel Reta, adjudicándose los tres puntos.

Real Canoe debutó con victoria ante Alte Sacke (6-4). Los madrileños se aprovecharon del desgaste de los teutones en su primer partido y lograron un triunfo relativamente cómodo.

Askartza – Depor (5-4) fue otro de los partidos igualados de los que abundaba el torneo, sin claro dominador y con última posesión para empate para Depor. No pudo ser y los claretianos se llevaron su primera victoria.

Canoe – Larraina (5-5) fue un choque durísimo, con mucho contacto físico y marcajes férreos. A veces saltaban chispas, pero sin llegar a mayores. Al final tablas entre dos de los grandes pretendientes para llevarse la txapela.

Depor – Alte Sacke (4-4) fue el tercer partido de la tarde para ambos equipos que vistos los resultados anteriores, se jugaban evitar la última plaza. Logicamente las fuerzas eran mermadas y el ritmo decaía a medida que se acercara la final. El empate supo a victoria para los “Viejos sacos” que seguían por delante del Depor en la tabla.

La sesión del sábado acabó con un trepidante Larraina – Askartza (4-4). Los dos jugaban también su tercer partido. El choque fue muy intenso, muy táctico y con defensas sólidas. Al final los dos contrincantes firmaron un empate del cual más contentos quedaron los madrileños de Canoe.

El domingo el torneo siguió con el Canoe – Depor (7-5). Los bilbaínos opusieron resistencia en la medida de sus posibilidades, pero los madrileños con menos desgaste (el único equipo que había disputado dos partidos el sábado contra tres del resto de los participantes) consiguieron su tercera victoria.

Larraina – Alte Sacke (6-5) fue otra demostración de la igualdad tremenda de este torneo. Los navarros necesitaban una victoria holgada para contar con un goal-average fiable en caso de empate de puntos en la cima de la clasificación final. Pero los alemanes les complicaron las cosas y ganaron por la mínima.

El último partido Canoe – Askartza (7-4) se convirtió en una auténtica final del torneo. Los dos rivales dependían de sí mismo para proclamarse campeones. Larraina también tenía opciones. Las matemáticas decían lo siguiente: Para ser primero Canoe necesitaba ganar o empatar; Askartza ganar con 3 o más goles de diferencia y Larraina si Askartza ganara con 1 o 2 goles de diferencia. Real Canoe N.C. controló el partido de principio al fin y se adjudicó con toda justicia el torneo. Destacaron el portero Juan Carlos, el boya Jose Luís y el cañonero Alberto.

Clasificación final:
1. Real Canoe 10 puntos
2. Larraina 8
3. Askartza 7
4. Alte Sacke 2
5. Deportivo 1

Un servidor se encargó a arbitrar solo todos los partidos del torneo (10 en total). Un síntoma inequivocable de enfermo del balón amarrillo. Al principio parecía un reto complicado, arriesgado y hasta peligroso, ya que era necesario tener máxima concentración para abarcar todo lo que pasa en el campo y durante las 5 horas que duraron por ejemplo los 7 partidos del sábado. Arbitrar a los masters ya de por sí es una tarea difícil dado que se cansan más y pueden caer en agresiones, sin miedo de sanciones federativas y más cuando jugaban 3 partidos en una tarde. Pero en este caso resultó un ejercicio agradable. Eso sí, hubo momentos de mucha tensión e incluso algo más en el campo, pero disfrutaba del arbitraje gracias al mutuo respeto que existía y el fair play que demostraron todos los equipos. Ojalá que se juegue así en las ligas oficiales.

AJD